"Gaza es el nuevo Gueto de Varsovia"
 22 Jul. 2014 Álvaro Minguito 
Madrid, 23 de Julio de 2014. Julio Rodríguez, representante de Izquierda Unida y activista de Paz Ahora, Héctor Grad, de BDS, y Asunción Martín, de Palestina Toma la calle, han participado este miércoles en una rueda de prensa convocada por la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) con la que han querido mostrar “el rechazo de buena parte de la sociedad civil española a la situación que se vive en Palestina”.   Así lo han indicado los mismos activistas que horas antes, junto a miembros de Izquierda Plural y Grupo Mixto, hacían entrega en el registro de Las Cortes de un escrito en el que exigen “un alto el fuego inmediato que ponga fin al genocidio en Palestina” y que esperan sirva para “hacer oír en el Congreso la reclamación de la calle por la paz, por la convivencia y por los derechos humanos”.   Los convocantes han explicado la utilización del término ‘genocidio’ para denominar lo que está ocurriendo en este momento en Gaza porque, aseguran, según las normas establecidas en la comunidad internacional, “no puede llamarse de otra forma a la agresión constante y salvaje de uno de los mayores ejércitos del mundo contra la población civil de la Franja de Gaza”.   “Se está masacrando indiscriminadamente a la población palestina: se están atacando edificios que, bajo ningún concepto, pueden ser considerados objetivos militares como hospitales y escuelas, e incluso las escuelas abiertas por Naciones Unidas como refugio para las personas evacuadas”, explica Rodríguez, que insiste además en que “no es algo actual”, sino una práctica permanente “íntimamente ligada a la historia del estado de Israel” y que se repite periódicamente bajo distintas excusas.   “Ahora se utiliza como excusa que Hamas gobierna en la Franja de Gaza”, critica Rodríguez. “Antes, durante años, y sin que Hamas tuviera el gobierno, se dijo que no sería posible la paz mientras viviera Yasser Arafat”, añade. “Siempre habrá una excusa para el estado sionista de Israel”, asegura el activista para quien “lo terrible” es, sin embargo, que tanto los gobiernos occidentales como la sociedad internacional “encuentren también una excusa para no hacer nada”. “Nuestros gobiernos no están actuando, están permitiendo la masacre y, por eso, son también responsables de lo que está ocurriendo allí”, concluye.   También Héctor Grad, de la plataforma BDS, ha querido recalcar que la situación en Gaza no es nueva. “Gaza es en sí misma un campo de refugiados gigante cuyos habitantes son palestinos y palestinas expulsados de sus pueblos en 1948”, ha explicado. “Además, desde hace 7 años sufre un sitio que la convierte en la cárcel a cielo abierto más grande del mundo y quizás de la historia”, insiste. Y describe la vida en la franja como la de “un millón y medio de personas sin libertad de movimiento, sin posibilidad de entrar o salir y viviendo bajo un sistema de racionamiento de alimentos en el que Israel, a través de sus acuerdos con Egipto, controla y limita incluso la entrada de calorías. “Gaza no se diferencia en nada del antiguo gueto de Varsovia”, concluye.   La situación no sólo “transgrede todas las normas del derecho internacional”, sino que “la propia Convención de Ginebra establece el castigo colectivo como crimen de guerra”, recuerda Grad. Por eso, los convocantes de la rueda de prensa, en representación de más de 40 organizaciones de la sociedad civil española, reclaman la actuación del gobierno y el parlamento españoles; que no sean “cómplices silenciosos de este ataque”, insiste Grad y que condenen a Israel por los crímenes contra la población civil en la Franja de Gaza.   Exigen además la retirada inmediata de las tropas israelíes de la franja y piden al gobierno que presione a Israel para que detenga los ataques racistas a la población palestina dentro de Cisjordania y del propio estado de Israel, y para que permita el envío urgente de ayuda humanitaria. “Los hospitales no tienen agua, ni electricidad ni sumini

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar