Manifestación y vigilia en Madrid en solidaridad con el pueblo de Gaza
 07 Ago. 2014 Adolfo Luján 
Madrid, 7 de agosto. de 2014. Cientos de personas recorrieron este jueves el centro de Madrid en una nueva manifestación de apoyo al pueblo palestino que pedía “un alto el fuego definitivo” y “el cese de las relaciones diplomáticas con Israel”. Los manifestantes salieron de la plaza de Antón Martín pasadas las 20.00 horas y se dirigieron hacia el Ministerio de Asuntos Exteriores. Allí se detuvieron para exigir la expulsión del embajador de Israel en España. Al grito de “Israel asesina y el mundo patrocina” o “nuestro gobierno también es culpable”, los asistentes  condenaron la actitud del gobierno español, al que acusan de “complicidad” con el régimen israelí.  La protesta finalizó hacia las 23.00 horas con una vigilia en la madrileña Plaza Mayor, donde los manifestantes encendieron velas en memoria de los más de 1.800 palestinos muertos en las últimas semanas. Finaliza la tregua entre Israel y Hamas sin que se acuerde una prórroga A las 07.00 de la mañana de este viernes (hora peninsular) expiraba la tregua de 72 horas que Israel y Hamas pactaron el pasado día 5 y, aunque ambas partes han accedido a continuar las negociaciones en El Cairo, no se ha alcanzado por el momento ningún acuerdo y ya se han reanudado los bombardeos. “Después de toda esta destrucción, de haber visto morir a sus hijos y sin tener una casa a la que regresar, la gente en Gaza no está dispuesta a volver a la misma situación de bloqueo anterior a la masacre”, asegura Fares Abu-Dakka, un gazatí que reside en Madrid desde hace unos meses donde imparte clases en la Universidad. “O vivimos en dignidad o continuamos la resistencia”, añade. Gaza está dispuesta a continuar la resistencia si Israel no atiende ninguna de sus demandas. Piden el fin del bloqueo, que se abran todas las fronteras, que Israel libere a los presos palestinos arrestados en los últimos meses y que se permita la construcción de un puerto en la Franja de Gaza así como la reconstrucción del aeropuerto. “España es la primera que debería pedir cuentas a Israel por la destrucción del aeropuerto de Gaza. Al fin y al cabo fue financiado en gran parte con fondos de cooperación españoles” , señala Abu-Dakka, que insiste además en que las peticiones de los palestinos son “cuestiones básicas y legítimas para cualquier pueblo del mundo” y recuerda que “fueron ya acordadas en Oslo en 1993”. “No es una invención nueva sino algo que reclamamos desde hace mucho tiempo”, añade.     Israel, por su parte, condiciona el alto el fuego a la “desmilitarización total” de la Franja de Gaza y exige a Hamás que deponga las armas, aunque no parece dispuesto a romper el bloqueo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar