Cola infinita en la oficina 4.000 del BBVA en Madrid en solidaridad con PAH Sabadell
 19 Mar. 2014 Dani Gago 
Madrid, 20 de marzo. Unas 40 personas, en su mayoría pertenecientes a la Asamblea de Vivienda de Madrid y la Asamblea de Vivienda Centro, han realizado una acción esta mañana en la oficina 4.000 del BBVA, situada en la calle Alcalá, con la intención de bloquear, mediante una "cola infinita", su habitual funcionamiento diario. De este modo, estos colectivos han querido mostrar su apoyo y dar visibilidad al encierro que hoy, 17 días después, sigue manteniendo la Platafoma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Sabadell en la oficina central del BBVA de dicha localidad catalana. Planeada al margen de las redes sociales, y bajo el hashtag #MadridconSabadell, la acción ha transcurrido en un ambiente pacífico pero firme y tenaz, consiguiendo durante unas horas la efectiva interrupción de la actividad normal de la sucursal bancaria.   Otros compañeros de los activistas, que permanecían fuera de la oficina, se han unido algo más tarde a la obstaculización de la sede con el intento de bloqueo de los cajeros automáticos de esta entidad y el colapso de las líneas telefónicas de esta oficina, previa difusión en las redes sociales de su número de teléfono. Julia Alsinet, de Vivenda Centro, ha explicado: "La acción es simbólica. El mensaje es sacar a la luz pública que la oficina de Sabadell lleva 17 días cerrada a su actividad comercial". Según comenta esta activista, "la PAH de Sabadell es muy fuerte, hay más de 300 personas en cada asamblea, y una de las cosas que han conseguido es que el juzgado deniegue dos veces la petición de desalojo de la oficina". Momentos antes de que el grupo de activistas abandonara la sucursal al grito de "Sí se puede", uno de sus portavoces ha leído, en presencia de los empleados del banco, el comunicado enviado hoy por la PAH de Sabadell en el que daba las gracias a todos los colectivos que les vienen apoyando desde el primer día de la ocupación. En el mismo se podía leer: "Llevamos 17 días ocupando la oficina central del BBVA en nuestra ciudad para exigir la retirada de los avales fraudulentos firmados bajo engaño, y con una deliberada falta de información, de los contratos hipotecarios de diez familias, que permitirán al banco quedarse con 20 viviendas. El BBVA se ha negado rotundamente a retirar los avales para evitar crear un precedente que nos ayude a todos en futuras acciones, a la vez que pretende demostrar que la PAH puede ser doblegada y vencida. Hay que demostrarles cuanto se equivocan".
Palabras clave en esta historia:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar