La PAH de Vallecas busca negociar alquileres sociales para los habitantes de los tres edificios ocupados
 08 Abr. 2014 Eliezer Sanchez 
Madrid, 9 de abril de 2014. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallecas ha anunciado esta mañana en rueda de prensa que su intención es abrir una vía de negociación con las entidades bancarias propietarias de los tres edificios que el colectivo ha ocupado, tal como hizo público el pasado domingo, en el marco de la campaña Obra Social PAH. El objetivo de este diálogo es, por un lado, obtener “una solución particular” para el medio centenar de personas que se dispone a residir en ellos y, por otro, dar uso a las viviendas “que de otro modo se encontrarían vacías y abandonadas”.   En total, el nodo vallecano de la PAH se ha hecho con tres inmuebles situados en las calles Argente, Callejo y Sierra de Llerena, todos ellos en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. El Banco Sabadell, propietario del primero, ya se ha puesto en contacto con el colectivo “con la intención de iniciar una ronda de negociaciones” en torno a las peticiones de éste, tal como indican los activistas. “Entendemos que estas negociaciones, donde la PAH exigirá el alquiler social para todos los habitantes del edificio de la calle Argente, son un primer paso para poder solucionar este problema, ya que reconoce puntualmente lo que debería ser una solución generalizada y urgente, la necesidad de crear un parque de vivienda de alquiler social”, afirman.   En lo que se refiere al edificio situado en la calle Llerena número 22, el inmueble, que integra 14 viviendas, fue ocupado hace dos años y sus inquilinos se encuentran actualmente inmersos en un proceso judicial, después de que la actual propietaria del mismo –la Sociedad de Gestión de Archivos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb, conocida como el 'banco malo')– les haya denunciado. La sociedad, participada en un 45% por capital púbico a través del Fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB), se hizo cargo del inmueble tras la quiebra de su constructora original, el grupo Alcalá 70. Según aseguran desde la PAH, desde el pasado verano los inquilinos han intentado ponerse en contacto con el organismo por diversas vías “para poder regularizar la situación”. Sin embargo, la directiva del mismo se ha negado a mantener siquiera una reunión. Para los integrantes de la Plataforma “este hecho contrasta con la voluntad que manifestó la entidad el pasado mes de febrero, como respuesta a la presión de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, cuando se comprometió a ceder dos mil viviendas procedentes de entidades financieras para alquiler a precios asequibles”.   Por último, la propiedad del edificio de la calle Callejo, Bankia, tampoco ha respondido a las llamadas de la PAH de Vallecas para iniciar una negociación sobre el inmueble. Desde el colectivo temen que, al igual que podría pasar en las viviendas de Sierra de Llerena, “pueda producirse un nuevo desalojo por la fuerza de las familias que ahora habitan los edificios”. En estos días los tres edificios están siendo acondicionados por las personas que van a residir en ellos, “con el apoyo de cientos de personas del movimientos de vivienda de Madrid”, declaran desde la organización.   En otro orden de cosas, efectivos de la Policía Nacional han identificado a las personas que se han acercado a realizar y apoyar la rueda de prensa de la PAH de Vallecas esta mañana frente a la sede de la Sareb, en Madrid, bajo el pretexto de que estaban realizando una "concentración no comunicada".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar