Emilio Silva, Clemente Bernard y 'El Drogas' protagonizan un acto por la memoria histórica
 05 Mar. 2014 Álvaro Minguito 
Madrid, 6 de marzo de 2014. Emilio Silva, periodista y fundador de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, fue el encargado de presentar ayer un emotivo acto sobre la materia que tuvo lugar en el Teatro del Barrio, en Lavapiés, y que contó con la presencia del fotógrafo Clemente Bernard y el músico Enrique Villareal 'El Drogas'.   Entre los tres fueron desgranando algunas de las historias no contadas en los libros de historia sobre los sobre los más de 115.000 represaliados durante la Guerra Civil y la dictadura franquista que aún permanecen sin exhumar, en fosas comunes, en las cunetas y campos del Estado español. Para los ponentes se trata de fallecidos "doblemente enterrados", entonces por el fascismo que gobernó España y ahora por los distintos gobiernos que, amparados en la Transición, prefieren mirar para otro lado para no "reabrir heridas".   Pero no solo se habló de las víctimas. También hubo recuerdo para los supervivientes, silenciados, obligados a sobrevivir bajo con la etiqueta de "perdedores", represaliados por los campos de concentración y el olvido, abuelos y padres de la generación actual, explicaron los protagonistas de la velada.   Además, en el teatro lavapiesino se habló especialmente del papel de las mujeres –"de las rapadas, de las madres, de las hijas y de las presas", dijo 'El Drogas'–. Comentaron por ejemplo el caso de Matilde Landa, militante comunista que eligió el suicidio antes de ser bautizada por sus carceleros. Por su parte, 'El Drogas' le dedicó una canción, así como otras más a los maestros, a Las 13 rosas, y en general a la memoría de los que vivieron aquellos hechos.   Clemente Bernard, reportero gráfico navarro, colaboró por su parte con la proyección de su obra 'Desvelados', que documenta el trabajo de la exhumación de fosas comunes por parte de antropologos, sociologos e historiadores.   También hubo tiempo para la poesia, de la mano de Juan Carlos Mestre y Manuel Rivas, actores espontáneos queacudieron como público a la velada.   Pasadas las 12 de la noche, y al tercer bis de Enrique Villareal, se dió por terminado el acto, que continuó de manera oficiosa en el ambigú del teatro y otros bares de la zona.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar