'No somos delito' protesta en el Congreso el día en que la cámara vota las enmiendas a la Ley de Seguridad Ciudadana
 15 Oct. 2014 Eliezer Sanchez 
Madrid, 16 de octubre de 2014. La Plataforma No Somos Delito, integrada por más de 70 colectivos, ha realizado un acto de protesta esta mañana a las puertas del Congreso junto con algunos partidos de la oposición para manifestar su rechazo a la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana, cuyas enmiendas se votan hoy en la cámara.   Los activistas han leído las enmiendas ciudadanas a la totalidad por parte de la Plataforma y se las han entregado a los parlamentarios. Así mismo, se han amordazado para “hacer énfasis en la limitación de las libertades de expresión y manifestación que implica esta ley”, según explican en un comunicado. Según los activistas, se trata de una ley “que el Partido Popular se empeña en sacar en solitario y que supone un retroceso en nuestros derechos fundamentales”.   Greenpeace, que forma parte de la Plataforma No Somos Delito, ha intentado posteriormente desplegar una pancarta contra la llamada Ley Mordaza en uno de los edificios situados frente al Parlamento. Una acción que hoy ha sido impedida por los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) pero que, de aprobarse la ley, pasará a ser considerada infracción leve sancionable con multas de entre 100 y 600 euros. En el mismo concepto se incluirán las “injurias, faltas de respeto y consideración” a las fuerzas de seguridad, o la “celebración de reuniones o manifestaciones no comunicadas en lugares de tránsito público”.   La ley considera infracción grave, con multa de 601 a 30.000 euros “la perturbación grave de la seguridad ciudadana en las reuniones no comunicadas frente al Congreso, Senado o Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas”, así como “el uso no autorizado de imágenes, datos personales o profesionales de las autoridades o miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad”.   Las multas más cuantiosas, que pueden ir desde los 30.001 a los 600.000, serán para quienes organicen “reuniones o manifestaciones no comunicadas o prohibidas en instalaciones en las que se presten servicios básicos para la comunidad”. La Plataforma No Somos Delito denuncia que esta ley “forma parte de un paquete de medidas en trámite parlamentario, como la Reforma del Código Penal, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, o la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita, dirigidas a obstaculizar las libertades civiles y a castigar la protesta social pacífica”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar