Madrid, blindado contra las protestas durante la coronación de Felipe VI
 18 Jun. 2014 Dani Gago 
Madrid, 19 de junio de 2014. Ya lo había anunciado Delegación del Gobierno de Madrid. El gigantesco dispositivo policial, de más de 7.000 agentes, no permitiría muestras de descontento en el día de la coronación de Felipe VI. Los manifestantes que han intentado acceder a la Puerta del Sol se han encontrado los primeros controles de las Unidades de Intervención Policial (UIP) a cientos de metros de la simbólica plaza, donde estaba prevista una manifestación que ayer fue desconvocada por la Coordinadora Republicana de Madrid al ser prohibida por la Delegación del Gobierno y no conseguir un fallo positivo tras el recurso que el colectivo presentó ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.   Los agentes han dado el alto a cientos de personas que portaban banderas, camisetas o insignias republicanas. También a muchos que, aunque no lucían ningún símbolo con la tricolor, tenían una vestimenta que las fuerzas del orden identificaban como de posible manifestante. A decenas de ellos los han filiado y, según ha indicado uno de los agentes, es previsible que reciban multas por participar en una "manifestación no comunicada". Es el caso de Ricardo Riazor, que en la calle Conde de Romanones indicaba: "Iba paseando por las calles de Madrid, me han pedido el carné de identidad y me están identificando". Portaba una camiseta de la selección republicana de fútbol.   Sin embargo, poco antes de las 12 de la mañana, un centenar de personas conseguía llegar a la calle Montera para pedir un referéndum al grito de "la voz del pueblo no es ilegal". A la vez, grupos de manifestantes intentaban sin éxito unirse a la concentración desde los barrios de Malasaña, Chueca y Lavapiés. Los numerosos controles instalados por las fuerzas del orden hacía imposile que se uniesen a sus compañeros.   Junto a los manifestantes de Sol estaba sentado Fernando, que llegó ayer a Madrid desde Palencia para declararse en huelga de hambre contra la Monarquía. Un sistema que, según defiende, "es, por definición, no democrático". Se instaló ayer en la plaza, a los pies de la estatua de Carlos III, pero la policía le ha ido "moviendo" hasta la adyacente calle Montera, explica. "Me han identificado 8 o 10 veces, saben perfectamente quién soy". Le ha indicado a los agentes que la suya es "una acción no violenta", y les ha pedido, "que no la transformen ellos en violenta". Ha desplegdo sendas parcantas, en inglés y en castellano, con la frase "esta monarquía no es democracia". Este es un momento "de relevancia histórica e internacional", opina. "A lo mejor sale antes en la prensa extranjera que en la española", dice indignado por el hecho de que no pregunten a la población "ante cosas tan importantes como ésta".   El ambiente en la manifestación se ha tensado cuando la policía ha empujado a dos señoras de avanzada edad que trataban de llegar hasta la plaza. En ese momento, un joven de unos 20 años que ha tratado de protegerlas ha recibido una bofetada por parte de uno de los agentes. Otras dos mujeres, que han salido en defensa del joven, han sido detenidas tras unos minutos de forcejeo con la policía. No serían las únicas detenciones del día, al menos otra persona ha sido trasladada a dependencias policiales desde las inmediaciones de la Gran Vía.   Posteriormente, los manifestantes han conseguido entrar en la plaza, donde los cuerpos de seguridad del Estado han establecido un cordón policial que aislaba de los transeúntes a la protesta republicana. "Es una concentración ilegal, ¿sabe usted que si en algún momento es identificada puede ser sancionada?", ha advertido un agente a una ciudadana que quería sumarse a la concentración, a pesar de que no existe el término "concentración ilegal" en el ordenamiento jurídico español. Ella ha pasado, pero la permisividad de los policías era aleatoria y muchos no han podido hacerlo. "La voz del pueblo no es ilegal" ha insistido una mujer de avanzada edad, ante la estupefacción de un hombre, también mayor

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar