Medio centenar de activistas se encierran en la EMVS para paralizar un desahucio en Villaverde
 13 Ene. 2014 Dani Gago 
Madrid, 14 de enero de 2013. En torno a medio centenar de activistas por el derecho a la vivienda, entre los que se encontraban integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid, Yayoflautas y la Plataforma de Afectados por la Vivienda Pública y Social (PAVPS) de Madrid se han encerrado esta mañana en la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) con el objetivo de presionar para paralizar un desahucio previsto para este viernes en Villaverde.   El encierro ha comenzado a las 10,30 horas en la sede del organismo, en la calle Palos de la Frontera. A pesar de las presiones, los responsables de la EMVS se han negado durante tres horas a hablar con los activistas. Sin embargo, en torno a las 13 horas la Dirección ha accedido a dialogar con la afectada en solitario, sin su abogada Alejandra Jacinto ni su marido, presentes en el edificio, a condición de que los manifestantes abandonaban el edificio. Estos han accedido y en torno a las 14 horas han dejado las inmediaciones de la EMVS. Sin embargo, los responsables del organismo han asegurado a la afectada que el desahucio continuará como estaba previsto y que no acceden a sus peticiones. Según han indicado fuentes de PAH Madrid, “la familia siempre ha estado dispuesta a pagar un alquiler a la EMVS pero no se lo han permitido”.   A pesar de la negativa de la EMVS, el desahucio previsto para este viernes a las 10 horas en la avenida Orovilla número 40 ha sido paralizado. "El abogado de oficio de la familia ha realizado una solicitud de prórroga en virtud del artículo 704 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y le han conedido un mes de prórroga", ha explicado Alejandra Jacinto.   Eva, la afectada, vive con su marido y sus tres hijos, de 9, 15 y 16 años, en el inmueble del barrio de Villaverde desde hace 16 años. Anteriormente, un familiar residió en el piso, y desde entonces la afectada ha intentado "formalizar algún tipo de contrato de arrendamiento, algo a lo que la EMVS se ha negado", explica Jacinto. La prórroga se ha concedido "en atención a razones humanitarias por parte del juzgado, ya que el secretario judicial puede concederla si lo considera", puntualiza la abogada. En cualquier caso, Jacinto afirma que "por parte de la EMVS no hay ninguna voluntad de llegar a un acuerdo ni ahora ni en el futuro".   No es la primera vez que colectivos en defensa del derecho a la vivienda se encierran en la EMVS, entidad con la que mantienen un enfrentamiento desde hace meses. Desde PAH Madrid acusan al organismo municipal y a la Comunidad de Madrid de haber vendido más de 3.000 viviendas sociales de titularidad pública a entidades privadas y “fondos buitre” como Lazora y Goldman Sachs. Además, aseguran que los organismos públicos municipales y autonómicos madrileños quieren deshacerse de los inmuebles de titularidad pública para venderlos “al mejor postor a costa de las familias”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar