El movimiento estudiantil exige el cese de los «ataques a la educación pública»
 07 May. 2014 Dani Gago 
8 de mayo de 2014. La Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST) y la plataforma Estudiantes en Movimiento se han manifestado hoy en Madrid para protestar contra los que consideran “constantes ataques a la educación pública”.   Noa, estudiante de 4 de ESO en el IES Barrio de Bilbao, en Ciudad Lineal, denuncia “la reducción de la oferta educativa y la masificación de los institutos de alrededor”, que se producirá cuando desaparezcan los cursos de secundaria y bachillerato en el suyo. Las medidas de la consejería supondrán también, dice Sandra, “una segregación de los estudiantes, ya que según el tipo de formación que elijas, profesional o universitaria, te mandan a un centro o a otro”.   Por todo ello, permanecen encerrados en su centro educativo, al igual que los estudiantes del Carlos María Rodríguez de Valcárcel de Moratalaz, el Rosa Chacel (Hortaleza) y el Alonso de Avellaneda (Alcalá), y continuarán con las movilizaciones en septiembre, al comienzo del nuevo curso, puesto que la consejería “no ofrece ninguna posibilidad de negociación. Nos recibe, sí, pero los institutos se cierran, y se cierran”.   Sandra Villa, profesora de tecnología, denuncia que “desde 2008 se ha ido implantado la LOMCE de manera soterrada, y ahora se aprueba la ley para que sirva de paraguas a todas las irregularidades que se han venido cometiendo”. Esos cambios, explica, serían “el aumento de las ratios en las aulas, la desaparición de los desdobles en las clases, el aumento de las horas lectivas para los profesores o la no sustitución de los profesores hasta pasados 15 días –incluso en los centros de infantil y de educación especial”.   La manifestación, en la que han participado unos 500 estudiantes y profesores, ha transcurrido sin incidentes, aunque con gran presencia policial, entre la plaza de Neptuno y la sede de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, en la calle Alcalá. Al término de la misma, representantes del movimiento estudiantil han señalado que “se han recortado 6.000 millones de euros en educación” desde que ganara las elecciones el gobierno de Rajoy, y José Ignacio Wert fuera nombrado ministro, por lo que han llamado “al resto de la comunidad educativa a seguir reclamando una educación pública de calidad, el fin de los recortes y el impulso de una política de becas que asegure que ningún estudiante tenga que abandonar sus estudios por falta de recursos ”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar