Una manifestación contra el fascismo en Usera reivindica un barrio multicultural
 17 Abr. 2015 Adolfo Luján 
Madrid, 18 de abril de 2015. Unas trescientas personas han participado este sábado en una manifestación en el distrito madrileño de Usera convocada por el colectivo juvenil Brigada 36 con el apoyo de Antiracistas Chamberí y de la Coordinadora Antifascista de Madrid.   Bajo el lema ‘Cero tolerancia al fascismo, por un barrio multicultural’ los manifestantes han recorrido las principales arterias del barrio en una marcha-protesta con la que quieren denunciar las agresiones y amenazas a manos de grupos de ideología neonazi que sufren los vecinos del barrio y que, aseguran, se han incrementado en los últimos meses. Las víctimas son principalmente inmigrantes, muchos de ellos padres de familia, homosexuales y miembros del colectivo Brigada 36 Usera, surgido “para dar una respuesta desde la juventud a estas agresiones que muchos de los afectados no se atreven a denunciar”. Así lo explica L.R., una de las portavoces de la plataforma que, en declaraciones a Diso Press, ha puesto como ejemplo “la paliza” que hace unas semanas sufrió una chica, próxima al colectivo y de origen español, junto al metro de Almendrales, a la que “agredieron por ser antifascista” y que “no fue peor porque las vecinas salieron a gritar a los balcones”. También se ha referido al “ataque” a dos chicas latinoamericanas en la zona de San Fermín – Ciudad de Los Ángeles, en el límite entre los distritos de Usera y Carabanchel, el pasado 13 de abril, a las que, denuncia, “un neo-nazi atacó con una navaja por ir escuchando reggaetón” y que “no sufrieron heridas graves porque se enfrentaron a él con la ayuda de otra compañera del colectivo”.   Almendrales ha sido el lugar escogido por los convocantes para finalizar la protesta, que salía de Plaza Elíptica a las 18.30 horas, por tratarse precisamente de “la zona donde más agresiones se han registrado”. Allí han dado lectura a un manifiesto que defendía el carácter de Usera como “barrio multicultural” y en el que han recordado a “caídas antifascistas”, como el seguidor del Deportivo de La Coruña y miembro de los Riazor Blues, Javier Romero ‘Jimmy’, la inmigrante dominicana Lucrecia Pérez, asesinada a tiros en 1993 en un local de la carretera de La Coruña (Aravaca) y primera víctima de xenofobia y racismo reconocida en España, o el antifascista Carlos Palomino. “No es la primera vez que el fascismo camina por nuestros barrios. En 2007 el partido de extrema derecha Democracia Nacional, convocó diferentes manifestaciones en nuestros barrios que terminaron por cobrarse la vida del compañero Carlos Palomino a manos de un militar nazi y nosotras no hemos olvidado, ni hemos perdonado”, han dicho en su manifiesto. En él también han denunciado la recogida de alimentos que el grupo de ultraderecha Hogar Social Madrid organizó hace unos meses en un gimnasio de Usera y que iba dirigido únicamente a personas de origen y nacionalidad española. “Bajo una apariencia caritativa y social se destapan a sí mismos al hacer un reparto de alimentos discriminatorio, solo para españoles, así como al culpabilizar de la crisis a los inmigrantes, o ser artífices de varias agresiones por odio racial, ideológico, religioso, u homófobo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar