Sectores críticos del PSOE solicitan poder crear una nueva corriente interna y no descartan la escisión
 26 May. 2014 Álvaro Minguito 
Madrid, 27 de mayo de 2014. Militantes del PSOE han acudido hoy a Ferraz para entregar por registro formal, ante la Comisión Ejecutiva Federal, un escrito que justifique sus razones para constituirse como corriente dentro del partido, a la que llamarían Socialismo Democrático. "En el partido socialista sólo hay una corriente oficial, que se llama izquierda socialista", explica Sandra Pérez, una de las militantes que ha acudido hoy a Ferraz, y que considera que "los distintos grupos políticos dentro del PSOE, que estamos informalmente organizados, debemos dotarnos de herramientas para la refundación". Creen que "el partido necesita herramientas que lo doten de transparencia y democracia interna", así como "una revisión profunda de su ideología", según Pérez García. "Debe abandonar la senda del neoliberalismo", sentencia la militante.   En este sentido, Pérez García asegura que quienes quieren constituir esta corriente empezarán "a trabajar con las nuevas izquierdas que surgen en nuestro país, como Podemos, Equo o Compromís", tanto con el beneplácito de la cúpula del partido como sin él. Dejan, por tanto, la puerta abierta a la escisión: "Por supuesto. Tenemos una ideología. Si no podemos desarrollarla en el PSOE, la desarrollaremos en otro espacio", sentencia la militante, que aclara, sin embargo, que les "gustaría hacerlo dentro del Partido Socialista".         El escrito presentado hoy, firmado por 12 representantes de 5 federaciones del PSOE, plantea la necesidad de una refundación necesaria, según dicen, porque, en su opinión "no se puede celebrar un congreso, ni convocar unas primarias en la actual situación", asevera Pérez García, que denuncia la imposibilidad de que "un militante normal se pueda presentar a las primarias con un plazo de dos meses". "Rubalcaba no puede dejar en herencia el partido a Susana Díaz, que es lo que quiere hacer". Pero el documento entregado hoy en Ferraz no es suficiente para crear una corriente oficial. Se necesitan como aval las firmas del 5% de los militantes, "pero no nos dicen cuántos militantes hay", asegura Sandra Pérez, que se queja de que les han dado largas siempre que han intentado conseguir el dato. "Hoy, sin ir más lejos, nos han tenido 25 minutos esperando en la puerta", denuncia.    Por otro lado, Pérez García dice no saber con exactitud "cuántos apoyos tenemos, porque nunca se ha hecho algo parecido en el partido". Sin embargo, asegura que "en este momento, seguro, tenemos 400 firmas, y siguen llegando mensajes de militantes comunicando que se quieren adherir".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar