Aplazado el juicio por el encierro en la Sareb
 16 Sep. 2013 Dani Gago 
se encerraron el pasado 21 de marzo en la sede de la Sareb —Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocida como el Banco Malo— se ha aplazado esta mañana debido a la falta de espacio en la sala habilitada para ello en el Juzgado de Instrucción número 41 de Plaza de Castilla (Madrid). Estaba previsto que el proceso comenzase a las 10:45, pero una hora más tarde ha sido suspendido a causa del gran número de personas que llenaban la sala. Cada uno de los 21 acusados iba acompañado de su propio abogado y, además, se había presentado una docena de testigos.   Asimismo, más de un centenar de personas ha acudido a la concentración de apoyo a los acusados convocada por la Asamblea de Vivienda de Madrid y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid en la puerta de los citados juzgados. A los 21 activistas stop desahucios se les imputan cargos de allanamiento, resistencia y desobediencia a la autoridad.   Tras conocerse el aplazamiento, todos los procesados han sido identificados y se les ha comunicado que recibirían información en un futuro próximo sobre la celebración del juicio. Cuando el grupo ha salido de las dependencias judiciales los activistas han leído un comunicado en el que han explicado que "el encierro simplemente consistió en entrar en unas oficinas y sentarse en el suelo reclamando la atención que la situación merece, persiguiendo conseguir un interlocutor con la Sareb que garantizara que no se echaría a estas familias sin negociar su situación". Asimismo, han arremetido contra los responsables del Banco Malo: "Vivimos en un país donde denunciar la corrupción está penalizado. Hablar de la Sareb es hablar de la gran banca y el mensaje es claro. Por evidente que sea su robo y su corrupción, su impunidad está garantizada". Desde los colectivos convocantes se acusa a los directivos de la entidad de "estar al servicio de la banca privada, practicando el cohecho, pues cobran millones de dinero público mientras siguen trabajando para los intereses privados que les han colocado en el cargo".   Además, en el comunicado leído a los medios han lanzado duras palabras contra los responsables de las fuerzas del orden: "La policía llegó y, tras un rato de tranquilidad, decidió cerrar el paso a las oficinas con violencia, hiriendo a varias personas, entre ellas una mujer que tuvo que ser hospitalizada y aún tiene secuelas". Desde estos colectivos han prometido seguir "luchando para paralizar todos los desahucios" y conseguir otras de sus reivindicaciones, como la implementación de la dación en pago o la creación de un parque público de vivienda en alquiler social.   Todos los acusados participaron en el encierro en la Sareb el pasado 21 de marzo, fecha en la que una treintena de personas fue detenida en la sede de la entidad tras encerrarse en el hall del edificio como protesta por la negativa de los responsables de la entidad a tratar el caso de tres familias en proceso de desahucio. Se da la circunstancia de que en los tres casos se había llegado a un preacuerdo para la obtención de un alquiler social con Bankia, entidad gestora de sus hipotecas antes de que fuesen derivadas a la Sareb.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar