Una multitudinaria protesta frente a la embajada de Israel en Madrid exige el fin de la masacre en Gaza
 14 Jul. 2014 Adolfo Luján 
Madrid, 15 de julio de 2014. Más de 600 personas se concentraron la tarde de ayer frente a la embajada de Israel en Madrid para mostrar su rechazo a la ofensiva militar contra la Franja de Gaza y exigir a Israel que ponga fin al genocidio de palestinos.  La protesta, la segunda celebrada en Madrid desde que el pasado día 7 de julio Israel intensificara los bombardeos sobre Gaza, ha sido convocada por la Asociación de la Comunidad Hispano-Palestina.   Ayer se cumplieron siete días desde que Israel desplegó la operación militar ‘Margen Protector’ y la masacre ya ha costado en Gaza 185 víctimas mortales, la mayoría de ellos mujeres y niños, y más de 1.500 heridos. “Israel ha destruido miles de casas y prácticamente toda la infraestructura de la ciudad de Gaza, incluidos hospitales y colegios”, señalaba el presidente de la Asociación Hispano-Palestina, Marwan Al-Burini, que denuncia además que Israel “ignora sistemáticamente la legalidad internacional”.   Las operaciones en Gaza y Cisjordania que, desde la desaparición de los tres colonos israelíes el pasado 12 de junio, vive la mayor incursión militar israelí desde la Segunda Intifada, “no son una agresión puntual, sino una escalada todavía más cruel de la violencia a la que Israel viene sometiendo al pueblo palestino desde el principio de la ocupación sionista hace más de 65 años”, explica Álvaro, miembro de la organización Unadikum y brigadista en Gaza hasta hace apenas seis meses.   “Lo que vemos estos días cumple todos los parámetros de lo que hace 68 años llamamos holocausto: asesinato indiscriminado de mujeres y niños, desplazamientos, demolición de casas, etc. Y todo ello orquestado por un gobierno”, señala Álvaro, quien acusa además a Israel de “intentar desactivar el movimiento de solidaridad con Palestina”, como el que desde hace años intenta romper por mar el bloqueo a Gaza.   A este respecto, Álvaro quiso dedicar un momento de reflexión al ‘Arca de Gaza’, una campaña de solidaridad internacional que, en esta ocasión, no intentaba entrar sino salir de la franja y no transportaba material humanitario sino mercancía para el comercio, fabricada en los propios territorios y que se quería exportar simbólicamente, y que fue destruido durante uno de los bombardeos.   Por todo ello, los manifestantes protestaron además contra el bloqueo y los castigos colectivos que Israel aplica en los territorios ocupados y reivindicaron el derecho de los palestinos a defenderse, así como el derecho a llevar a los responsables de la masacre ante un tribunal por crímenes de guerra.   Al grito de “Israel asesina y España patrocina”, y rodeados por un amplio cordón policial, los participantes en la protesta exigieron además al gobierno español que suspenda la cooperación y el comercio preferencial con un estado que, aseguran, “asesina a cientos de inocentes todos los años” y rogaron a España que intervenga en el seno de la UE para garantizar un alto el fuego inmediato y “evitar más crímenes de guerra contra la población civil”.   Al concluir la protesta, los organizadores anunciaron que el próximo jueves día 17 hay convocada una movilización estatal bajo el lema ‘Alto el genocidio en Gaza. Solidaridad con Palestina’, confirmada ya en ciudades como Barcelona, Bilbao, Málaga, Sevilla o Palma de Mallorca.   En Madrid, una manifestación recorrerá ese día el trayecto Cibeles-Sol a partir de las ocho de la tarde para denunciar una vez más la impotencia y el rechazo ante la ofensiva israelí.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar