Nace la plataforma Madrid en Transporte Público
 12 Nov. 2013 Álvaro Minguito 
Madrid, 13 de noviembre de 2013. Esta mañana se ha presentado en uno de los vestíbulos de la estación de Atocha, en Madrid, la plataforma Madrid en Transporte Público, un colectivo que pretende “defender el transporte público” y garantizar “una movilidad sostenible” en la Comunidad de Madrid. El acto fue presentado por el periodista y escritor, Isaac Rosa, y en el mismo hablaron representantes de diferentes colectivos para, según la Plataforma, dar voz a diferentes perfiles de usuarios y trabajadores con el fin de ”recoger todas las demandas”. Así, entre los ponentes estuvieron miembros de Yayoflautas Madrid, jóvenes, desempleados, trabajadores del sector e inmigrantes.   Para el recién nacido ente, “el transporte público madrileño se encuentra gravemente amenazado” y está siendo sometido a “duros recortes”. Asimismo, denuncian el deterioro que los servicios de EMT, Metro, Cercanías y autobuses interurbanos han sufrido en los últimos cinco años, con un incremento del precio de los billetes y del tiempo de espera de los usuarios. Todo ello, consideran, es “premeditado, ajeno a toda política de movilidad socialmente justa y basada en la reducción de los impactos ambientales” y “forma parte de una estrategia de privatización a medio plazo”. Así, Madrid en Transporte Público defiende mantener el carácter público y colectivo de los principales medios de transporte urbano e interurbano de la Comunidad de Madrid.   La plataforma considera que “los medios colectivos resultan mucho más eficientes que los privados en términos energéticos y económicos, además de ocupar menos espacio”. Asimismo, recuerdan que los impactos ambientales de transporte público son muy inferiores respecto al automóvil privado y destacan los beneficios sociales que el transporte colectivo ofrece, como la baja siniestralidad o la mejora de la salud pública.   Además, sus integrantes han criticado los recortes del servicio, el aumento de los tiempos de paso de los trenes y autobuses, el cierre de accesos y el empeoramiento de las condiciones laborales de los empleados, algo que, aseguran, “afecta directamente a usuarios y trabajadores del transporte público y desencadena además una espiral de deterioro”.   Por todo ello el colectivo demanda la reducción de las tarifas actuales; la introducción de nuevos abonos sociales gratuitos para desempleados, familias con ingresos inferiores al salario mínimo y menores de 13 años; la ampliación del abono joven hasta los 30 años; la recuperación de los servicios suprimidos; una ampliación del servicio público a lugares a los que no llega la red de transporte; una accesibilidad universal –con la eliminación de "controles racistas" y la adaptación de vehículos y espacios para personas con movilidad reducida–; el mantenimiento de la gestión pública del transporte colectivo; establecer una política fiscal finalista –que los ingresos autonómicos y municipales obtenidos del automóvil se dediquen a la financiación del transporte público– y una auditoría ciudadana de la deuda contraída "para verificar qué partidas son ilegítimas y por tanto no deberían devolverse.   A la Plataforma se han adherido diferentes organizaciones, colectivos, sindicatos y partidos políticos. Es el caso de varias asambleas populares de barrios y pueblos de Madrid, Juventud sin Futuro, Solidaridad Obrera, Ecologistas en Acción, Izquierda Unida Comunidad de Madrid, EQUO o la Plataforma Sindical de la EMT.
Palabras clave en esta historia:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar