Amnistía Internacional Madrid: "Aunque no quieran, van a tener que escucharnos"
 26 Oct. 2013 Adolfo Luján 
Madrid, 27 de octubre de 2013. Amnistía Internacional Madrid ha convocado esta mañana una acción en la Plaza del Dos de Mayo para explicar a los ciudadanos la recogida de firmas y mensajes que van a llevar a cabo para entregárselos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “con motivo de los recortes que el ejecutivo que preside está llevando a cabo en  materia de derechos humanos”.   A las 11 horas los activistas de dicha organización han colocado una mesa en la Plaza y comenzado a hablar con las personas que pasaban por allí para explicarles el objetivo de esta acción. “Queremos recoger los mensajes de la ciudadanía y dárselos a Rajoy porque aunque no quieran, van a tener que escucharnos y hasta que nos escuchen, nos van a oír”, ha declarado una de las activistas haciendo referencia al lema que guía la campaña.   La reivindicación de Amnistía Internacional, que se está llevando a cabo en toda España, es “hacer ver que la actual crisis económica no puede convertirse en una crisis de derechos humanos”. Consideran que los derechos a la vivienda, a la salud y a manifestarse pacíficamente se han visto muy afectados en los últimos años a causa de la situación económica.   Señalan, por ejemplo, que “la reforma sanitaria ha dejado sin atención gratuita a 873.000 personas con enfermedades crónicas” o “los cientos de miles de personas que hacen frente a ejecuciones hipotecarias”. Por otra parte, afirman que “no es admisible que las fuerzas de seguridad hagan un uso excesivo de la fuerza cuando la gente se manifiesta pacíficamente ni  que estos abusos permanezcan ocultos bajo un manto de impunidad”.   Con respecto a la restricción al derecho a la salud, Cecilia Denís, Presidenta de Amnistía Internacional Madrid, ha declarado: “No hay ningún estudio que demuestre que dejar a los inmigrantes irregulares sin el acceso a la sanidad, produzca un ahorro de 500 millones de euros. Hemos hecho una investigación en Baleares sobre las consecuencias de esto, donde ya se ven los efectos, y se está produciendo una total indefensión de un colectivo, que no solo es una crisis humanitaria, porque no se puede dejar a una persona sufriendo con enfermedades muy graves, como cáncer o sida, sino también es un problema de salud pública porque las enfermedades de tipo infeccioso se pueden propagar entre la población”.   Sobre el derecho a la vivienda, Cecilia Denís, ha señalado que “hay que parar los desahucios” y que “la ley hipotecaria es insuficiente”. Aunque considera que algunos desahucios pueden ser legítimos, por ejemplo, “cuando se trata de segundas viviendas”, lo que no puede ser, en su opinión, es “dejar a la gente en la calle sin ofrecerle una solución alternativa de vivienda”. Cree que hay que estudiar caso por caso.   Por otra parte, sobre el derecho de manifestación, Denís ha detallado la postura de AI: “No se puede criminalizar a la gente que sale a la calle para protestar por medidas injustas. Cuando ha habido una actuación policial desproporcionada como en Atocha en el 25-S, no se ha avanzado nada en encontrar a los culpables, quedando impunes estos abusos”. También ha afirmado que la imposición de sanciones administrativas es una “medida ilegal que restringe el derecho de expresión”, concluyendo que “según el Derecho Internacional, para protestar no es necesario ni pedir una autorización especial”.   Los activistas de AI Madrid han estado durante toda la mañana recogiendo firmas y mensajes de voz de los ciudadanos y sobre las 12 horas han realizado una flashmob y lanzado unos globos para atraer la atención de los vecinos del barrio.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar