Los trabajadores de Coca Cola vuelven al Tribunal Supremo reclamando la readmisión
 06 Abr. 2015 Eliezer Sanchez 
Madrid, 7 de abril de 2015. A falta de una semana para que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el ERE de Coca Cola, los trabajadores de la fábrica de Fuenlabrada han vuelto a concentrarse a las puertas del tribunal para exigirle que “regule la anarquía que se ha impuesto en el caso de Coca Cola”.   Será el próximo 15 de abril cuando el Supremo celebre una vista que revisará los recursos interpuestos por la empresa Coca Cola Iberian Partners contra la sentencia de la Audiencia Nacional que declaró nulo el ERE de la embotelladora el pasado 13 de junio. Y se trata de una fecha clave para los trabajadores de Coca Cola, en lucha frente a la compañía desde enero de 2014.   “Tenemos a nuestro favor la sentencia de la Audiencia Nacional, los expedientes que denuncian la vulneración de nuestros derechos fundamentales y varios autos de ejecución de la sentencia”, explica Juan Carlos Asenjo, miembro de CCOO y portavoz de los trabajadores de Fuenlabrada, que insiste en utilizar el término “anarquía” para referirse a la solución que propone la embotelladora de recolocar a los trabajadores en otras Comunidades Autónomas y que fue considerada “irregular” en el último auto de la Audiencia Nacional.   “Esa propuesta ha sido declarada ilegal por la Audiencia Nacional”, recuerda Asenjo, que asegura que “la gente no puede acceder a la solución que plantea la compañía de trasladarse a otra fábrica por la situación de la crisis actual”. Ni siquiera los más jóvenes pueden “dejar atrás su mochila”, insiste. “Tal y como está la vivienda en Madrid, no es posible dejar aquí una hipoteca de más de 150.000 euros para instalarse en otra ciudad y hacer frente a todos los gastos con un salario que puede ser hasta un 50% inferior al que cobrábamos en Fuenlabrada”.   El portavoz de los trabajadores explica así el sentir generalizado entre los compañeros que representa, quienes asienten con la cabeza al escuchar sus palabras y coinciden en referirse a la del día 15 de abril como “la fecha que podría cambiar para siempre los derechos de los trabajadores” porque, alertan, “si todo esto se convierte en legal por una sentencia del Tribunal Supremo, cualquier otra empresa, la que sea, también podrá hacer lo mismo”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar