Visto para sentencia el juicio contra los acusados de dar tres tartazos a Yolanda Barcina
 17 Nov. 2013 Álvaro Minguito 
Madrid, 18 de noviembre de 2013. La sala de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares ha acogido esta mañana el juicio contra Mikel Álvarez, Ibon García, Gorka Ovejero y Julio Villanueva, integrantes del movimiento de desobediencia civil contra el Tren de Alta Velocidad (TAV) en Euskadi AHT Mugitu! Los cuatro están acusados de estampar tres tartazos a la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, el 27 de octubre de 2011 durante una reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos en Toulouse, Francia. Todos han negado ser autores de los hechos.   El juicio, presidido por Fernando Grande-Marlaska, ha quedado visto para sentencia tras declaraciones de los acusados, la propia Barcina y otros testigos, entre los que se encontraban varios miembros de la Policía foral navarra. La Fiscalía pide entre 4 y 9 años de prisión para los cuatro acusados por el cargo de atentado a la autoridad. Se trata de una petición de pena que desde AHT Mugitu! consideran “totalmente desproporcionada”.   Barcina, que se ha mostrado crítica con los activistas, ha declarado que los que reclama es “justicia ante una agresión”. Además, ha indicado que el primer tartazo fue “fuerte” y le hizo “mucho daño”, lo que la dejó desorientada y sin poder ver, aseguró. Los tres pasteles estaban hechos de merengue.   Por su parte, los cuatro acusados han negado haber siquiera estado en la ciudad francesa aquel día y han recordado que en el Estado francés dar un tartazo es una falta administrativa y que la causa contra los activistas anti TAV del país galo que participaron en la acción fue desestimada. Asimismo, consideran que el proceso busca criminalizar el movimiento de resistencia contra la construcción del TAV en Euskadi. Su abogado, Gonzalo Boyé, ha recordado que los hechos ya fueron juzgados en Francia, además de insistir en que no está probado que los cuatro activistas se encontrasen en la ciudad francesa.   En los últimos meses diferentes estamentos judiciales han desestimado varios recursos de la defensa, entre los que se encuentra la petición de anulación del juicio ya que los hechos fueron juzgados por la Fiscalía de Toulouse, lugar donde tuvo lugar la acción, que no vio delito y desestimó los cargos. Barcina nunca presentó cargos en la ciudad francesa, sino que lo hizo en sendas demandas presentadas ante la Audiencia Nacional y la Policía foral navarra.   El movimiento de desobediencia AHT Mugitu! ha convocado para hoy varios actos en solidaridad con los acusados. El primero de ellos ha sido una concentración esta mañana mientras se celebraba la vista, a las puertas de las instalaciones de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, a la que han acudido cerca de un centenar de personas. Por la tarde, está prevista la celebración de una performance y degustación de tartas a las 18,30 horas en la Puerta del Sol, a la que seguirá una concentración hora y media más tarde en la misma plaza.   AHT Mugitu! es un movimiento que agrupa a varios colectivos y surge en mayo de 2010, como heredero de las organizaciones que comenzaron la resistencia contra la construcción de la llamada 'Y vasca' y el TAV a principios de los 90 en Euskadi. Su objetivo es “impulsar la desobediencia civil en la lucha contra el TAV mediante acciones públicas, no violentas y asumiendo la responsabilidad de las mismas”. Entre las ya realizadas por estos activistas se encuentra la ocupación de la Administración de Hacienda de Donostia, una campaña de sellado de billetes con el precio por habitante de las obras del TAV, el teñido de ríos con pintura no contaminante o la colocación de 100.000 multas falsas en vehículos como denuncia del afán recaudatorio de las administraciones para sufragar las obras de la infraestructura.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar