Barrenderos y jardineros vuelven a la calle mientras la tensión aflora en la mesa de negociación
 15 Nov. 2013 Dani Gago 
Madrid, 16 de noviembre de 2013. Más de un millar de personas se han manifestado esta tarde en el barrio madrileño de Vallecas en apoyo a la huelga indefinida que mantienen desde hace doce días los trabajadores de las empresas adjudicatarias de los servicios de limpieza viaria y jardinería del Ayuntamiento de Madrid. La convocatoria ha tenido lugar en un momento crucial, apenas unas horas de que se cumpla el ultimátum lanzado por el Ayuntamiento de Madrid para que trabajadores y empresas lleguen a un acuerdo y mientras en la Inspección de Trabajo de Madrid patronal y sindicatos negociaban una posible salida al conflicto. La manifestación ha finalizado apenas una hora antes de que los representantes de Comisiones Obreras (CCOO) se levantaran de la mesa de negociación por la imposibilidad de alcanzar un acuerdo. Los delegados de UGT, CGT, CSIF y USO continuaban en la misma a las 21 horas.   La convocatoria, cuya pancarta principal indicaba “Nuestros puestos de trabajo no se negocian, se defienden”, ha partido del metro Alto del Arenal, transcurriendo durante más de una hora por la avenida de la Albufera, hasta la Junta Municipal del distrito de Puente de Vallecas, en el número 42 de la citada vía. Durante el recorrido se han escuchado cánticos como “Madrid obrero apoya al jardinero” o “se puede, se debe, luchar contra los ERE”. Frente a la Junta Municipal algunos manifestantes han encendido una hoguera, en la que han quemado un muñeco que representaba a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y ropa de trabajo de los servicios de limpieza y jardinería de la ciudad. Por último, varios afectados han hablado a la multitud, calificando de “engaño” el preacuerdo alcanzado ayer entre sindicatos y empresas.   El Ayuntamiento de Madrid ha presentado esta tarde una denuncia ante la Fiscalía por el supuesto incumplimiento de los servicios mínimos en ambos servicios, cifrados en un 40% de la plantilla, así como por “actos vandálicos”. El delegado de Medio Ambiente del Consistorio, Diego Sanjuanbenito, ha calificado la huelga de “salvaje” tras la presentación de la denuncia y ha añadido que los daños en bienes públicos ascienden, según su versión, a 573.000 euros. Además, en la pasada madrugada un operativo compuesto por 110 empleados y 90 voluntarios de la empresa pública Tragsa comenzó a limpiar las calles por orden del Ayuntamiento. Representantes de los empleados de esta compañía pública, que se encuentran actualmente en un proceso de ERE, han reiterado en varias ocasiones su negativa a reventar la huelga de barrenderos y jardineros. Por ello, aunque algunos de ellos sí han acudido a la llamada del Ayuntamiento, se recurrió a la contratación exprés de trabajadores eventuales mediante la empresa de trabajo temporal Randstad. Por su parte, los sindicatos acusan a la Administración local de violar el derecho a la huelga con esta medida.   A las 20,30 horas de hoy Comisiones Obreras se levantaba de la mesa de negociación en la Inspección de Trabajo debido a las contrapartidas que pedían las empresas concesionarias OHL, FCC y Sacyr-Valoriza para no realizar el ERE anunciado, por el que pretendían despedir a 1.134 trabajadores y rebajar el sueldo de los restantes en más del 40%. Entre las contrapartidas se encontraban medidas como la creación de un fondo con las pagas de los trabajadores, pérdida de pluses, rebajas salariales, congelación de la antigüedad y sueldo durante cinco años o un ERTE de 45 días al año para toda la plantilla. Decenas de trabajadores afectados se han concentrado esta tarde frente a la sede de la Inspección de Trabajo, en la calle Ramírez de Arellano número 19. Mientras se llevaban a cabo las negociaciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información sobre las cookies y como configurar su uso en nuestra Política de Cookies.

Aceptar